lunes, 13 de mayo de 2013

Sustrato, mantillo, compost, humus... ¿Qué es cada cosa?

Cuando se va a plantar algo surge siempre la duda de con qué hacerlo. Hay mucha confusión con la terminología de los sustratos y he aquí el sentido de este post, explicar de forma sencilla qué es cada cosa.

-          Sustrato universal: es el sustrato en el que prácticamente se puede plantar cualquier cosa. Está compuesto por distintos elementos y en distinta proporción según el fabricante, pero normalmente la mayor parte de su composición es turba, y lleva además perlita o vermiculita y distintos abonos (orgánicos o químicos). La principal característica que lo distingue es que contiene partículas minerales (perlita, vermiculita, que son derivados de las arcillas). Se puede decir por tanto que es tierra. Su pH suele ser ligeramente ácido y no es muy rico en materia orgánica.

-          Mantillo o Compost: éste deriva de la descomposición exclusivamente de materia orgánica (no lleva mineral) de origen vegetal y/o animal. Las dos palabras (compost y mantillo) son en realidad lo mismo, aunque se puede distinguir que el mantillo es un compost algo más descompuesto, a partir de 9 meses de curación. Se utiliza para mezclar con el sustrato como abono y proporcionar así una mayor cantidad de materia orgánica al suelo cuando éste lo requiere. Pero ojo con él, porque si se usa en exceso puede quemar las raíces debido a su acidez.

-          Humus: es también un abono orgánico, producido por las deyecciones de lombrices. El mucílago presente en sus sistemas digestivos unidos a la materia orgánica digerida, proporcionan un abono suelto de gran calidad.  Ayuda a retener el agua en el suelo, y por tanto aumenta la producción de frutas y verduras, ya que proporciona reservas de líquido y carbohidratos a las cosechas.

1 comentario:

  1. Gracias por la información que me viene muy bien, no tenía ni idea,la explicación es Clarita y concisa.

    Gracias 8

    ResponderEliminar